Si habéis oído hablar de Noruega y sus celebraciones, o habéis estado por aquí a mediados de mayo, esta fiesta tan peculiar os ha tenido que dejar atónitos. Si no, os recomiendo visitar el país en estos días.

¿Qué se celebra?

El 17 de mayo se celebra el Día Nacional de Noruega, como conmemoración de la firma de su primera Constitución en 1814.

Noruega estaba en aquel momento unida a Suecia, y el rey Karl Johan de Suecia y Noruega prohibió las celebraciones entre 1820 y 1829. Gracias al poeta Henrik Wegerland, a partir de 1833 el 17 de mayo pasó a celebrarse el Día Nacional de Noruega.

¿Cómo se celebra el Día Nacional de Noruega?

Todo el país se llena de banderas, la gente viste los trajes típicos o bunad y la música inunda las calles.

Desde bien temprano hay desfiles en los que participan tanto niños como mayores, bandas de música, agrupaciones deportivas… Y los espectadores ondean banderas mientras gritan… ¡hurra!

Este día se comen muchos helados y perritos calientes. Y muchas familias comienzan el día con el famoso «champagnefrokost», que como el nombre dice es tomar champagne en el desayuno. Y es que los noruegos no necesitan excusas para celebrar su Día Nacional por todo lo alto.

Desfile de Olso

Bunad, el traje tradicional

El traje tradicional noruego recibe el nombre de Bunad, tanto el femenino como el masculino.

Las mujeres suelen recibir su traje como regalo en la confirmación, sobre los 15 años. Y es que, aun que sea el traje típico, no está al alcance de todos. Su precio puede llegar hasta los 10.000 euros, debido a todos los adornos de plata y oro que llevan.

Existen más de 450 tipos diferentes de bunader, cada uno con un color y diseño diferente según la zona geográfica del país.

Bunad de Rogaland

¿Qué son los «Russ»?

Russ es una antigua celebración escandinava, y la fiesta más popular entre los adolescentes noruegos. Empieza a mediados de abril y acaba el 17 de mayo.

Los estudiantes de último curso de secundaria se reúnen en grupos y alquilan autobuses, los cuales decoran como si fuera una discoteca sobre ruedas. Pero ojo, cada autobús puede llegar a costar 40 mil euros.

Tras preparar el bus, los adolescentes se visten con unos monos rojos y azules. Uno de los sitios más emblemáticos de esta fiesta es Kongeparken, a las afueras de Stavanger, donde se celebra una rave de tres días en la que se reúnen más de 15 mil adolescentes.

En los desfiles del 17 de mayo, lo russ reparten unas tarjetas con su nombre, una foto y un chiste. A los más pequeños les encanta coleccionarlas.

Lo más curioso de esta tradición es que los estudiantes se encuentran en pleno periodo de exámenes finales, y estas fiestas son conocidas por alcohol y sexo. ¿Cuántos aprobaran los exámenes?

Russ y sus autobuses
Fiesta dentro del autobús

Paola Córdoba Haro – WRK Enfermeras

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *